Por @Alvy — 15 de Marzo de 2007

El Camino no es de las cosas que se ven, ni de las cosas que no se ven. No es de las cosas conocidas, ni de las cosas desconocidas. No lo busques, ni lo estudies, ni lo nombres. Para alcanzarlo, ábrete con la amplitud del cielo.

– El Maestro Nansen, en un koan Zen

Compartir en Facebook  Tuitear