Por @Wicho — 1 de Enero de 2011

En abril de este año, que es el Año Internacional de los Bosques y el Año Internacional de la Química -se ve que hay más causas que años- se cumplirán 50 años desde que Yuri Gagarin se convirtiera en el primer ser humano en abandonar, aunque fuera brevemente, el planeta que nos vio nacer como especie, ganando la carrera por unas semanas a John Glenn.

Pero será una celebración agridulce, ya que coincidirá prácticamente con la retirada del servicio de los transbordadores espaciales de la NASA, las naves que durante un tiempo creímos que iban a ser las que convirtieran viajar al espacio en algo prácticamente rutinario.

De todos modos, tenemos nuestras esperanzas depositadas en SpaceX y Virgin Atlantic, que están demostrando como la iniciativa privada puede ser la que finalmente lleve al espacio a nuestra especie, y es que como decía Konstantín Tsiolkovsky, la Tierra es la cuna de la humanidad, pero no se puede permanecer siempre en la cuna.

Ambas naves en vuelo - Virgin Galactic

Mientras tanto, el 18 de marzo la sonda MESSENGER de la NASA debería entrar en órbita alrededor de Mercurio, justo el mismo día que su compañera la New Horizons cruza la órbita de Urano en su camino a Plutón, a donde no llegará hasta 2015, y allá por julio, aunque no se sabe la fecha exacta, la sonda conocida como Dawn llegará al planeta menor (4) Vesta.

Y sin dejar de mirar al cielo, tendremos varios eclipses de Sol y de Luna a lo largo del año, empezando con un eclipse parcial de Sol ya el 4 de enero, y otro total de Luna el día 15, siguiendo con otros en julio, noviembre y diciembre, aunque algunos de ellos sólo serán visibles desde la Antártida, que en general nos pilla un poco a desmano. También por allí arriba el 10 de julio Neptuno completará su primera órbita desde que fuera descubierto en 1846.

Este año se cumplen también, por cierto, 50 años de la invención de la RAM, un componente fundamental de los ordenadores con los que intentamos -sin éxito alguno- eludir las aguas del Triángulo las Bermudas de la productividad.

Algunos de los que escribimos Microsiervos todavía recordamos cuando 1 KB de memoria en un ordenador era todo un lujo asiático, por lo que el que ahora estén en construcción ordenadores con más de 1 petabyte de memoria RAM como Blue Waters, que se espera que esté terminado en 2011, no deja de parecernos asombroso.

De todo esto y de miles de cosas más iremos hablando a lo largo del año, que digan lo que digan los agoreros no va a ser el último de la historia, ni aunque se acaben las direcciones IPv4, esas mismas que se iban a agotar pero que nunca se agotan.

Así que, un año más, muchas gracias por leernos y por estar ahí.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear