Por @Wicho — 1 de Enero de 2012

Bienvenidos a 2012, un año en el que aunque el 21 de diciembre se acaba el calendario maya, y digan lo que digan los agoreros, nada hace suponer que se vaya a producir el fin del mundo.

Se trata de un año bisiesto en el que se celebrarán el Año Internacional de las Cooperativas y el Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos.

Alan TuringEs también el Año de Alan Turing, en conmemoración del centenario del nacimiento de este matemático británico al que tanto debe el mundo de la informática, y por ende todo el mundo.

Tendremos Olimpiadas en Londres, una Exposición Internacional en Yeosu (Corea), y los Juegos de la I Olimpiada de la Juventud, que se celebrarán en Insbruck.

En el cielo, en el departamento de eclipses, habrá un eclipse anular de Sol el 20 de mayo y otro total el 13 de noviembre, un eclipse parcial de Luna, y otro penumbral el 28 de noviembre, y tendremos también un tránsito de Venus frente al Sol, el segundo de este siglo y el último hasta 2117, así que habrá que aprovechar la oportunidad.

Y hablando del Sol, se prevé que el ciclo solar 24 alcance su máximo de actividad, con lo que puede ser un año ideal para ir a la caza de auroras.

Estaremos también pendientes de la llegada del Mars Science Laboratory, más conocido como Curiosity, a Marte, que por si fuera poco complicado enviar una misión a nuestro rojo vecino, usará un método de aterrizaje totalmente novedoso, y también de China, que enviará los primeros tripulantes a su estación espacial.

Y recordaremos que el 14 de diciembre se cumplen 40 años desde la última vez que un ser humano pisara la superficie de la Luna durante la misión Apolo 17, cuatro décadas en las que casi da la impresión de que la carrera espacial ha ido hacia atrás.

EVA del Apolo 17

Estaremos también muy pendientes de cuando y cómo la Ley Sinde comience a ser aplicada en España, una ley inefectiva y peligrosa que sin duda nos dará más de un quebradero de cabeza.

Los microsiervos tenemos intención de escribir acerca de todo esto y de montones de cosas más, en buena medida gracias a todos los que lleváis todos estos años leyéndonos, así que, una vez más, gracias por estar ahí.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear