Por @Alvy — 12 de Agosto de 2015

Así tomaríamos y pagaríamos el café de por las mañanas si su precio se calculara como el de la electricidad: con tarifas absurdas y tasas sin sentido que la gente ni siquiera entiende. ¿Que quieres pagar menos? Pues tómate el café a las 4 de la madrugada. ¡Já!

Los autores del vídeo han pasado por alto, todo hay que decirlo, incluir el concepto del autoconsumo: si el protagonista decide que prefiere cultivar el café en su casa para disfrutarlo sin ser sableado por el Estado y las eléctricas… le cobrarían de todos modos un impuesto por la posibilidad de que alguna vez quisiera bajar al bar a desayunar (es un «sistema de respaldo» que siempre está ahí).

A veces parece que vivimos en el «país del Sol y el viento» donde en vez de una fórmula para promover y potenciar las energías renovables se prefiere la porculización de los usuarios a ver si revientan: toda una demostración de hasta dónde llega la incompetencia, gobierno tras gobierno, en temas energéticos.

Si quieres más información: NuevoModeloEnergetico.org.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear