Por @Wicho — 6 de Marzo de 2014

Chemtrails de un A380
Chemtrail por Rool Paap

Lo cuentan claramente en Científicos descubren la verdad sobre los chemtrails. La estelas de los aviones están formadas por monóxido de dihidrógeno o DHMO:

Este compuesto químico se caracteriza por carecer de olor, sabor y color. Ya desde la antigüedad se conocen sus propiedades y que en grandes cantidades puede ser altamente peligroso pudiendo incluso llegar a ser mortal. La ingestión de altas dosis de monóxido de dihidrógeno pueden producir una excesiva dilución del sodio en la sangre (hiponatremia) y ello provoca que se deje de producir la hormona antidiurética. En casos extremos se pueden producir edemas cerebrales irreversibles, comas, o incluso morir por sobrepresión del cerebro al bulbo raquídeo. El exceso de esta sustancia por vía respiratoria es letal, produciéndose la muerte por asfixia.

Claro que el monóxido de dihidrógeno, DHMO o MODH, es mucho más conocido como agua,

[…] un compuesto incoloro, inodoro e insípido conocido también como protóxido de hidrógeno, subóxido de hidrógeno, hemióxido de hidrógeno, óxido de dihidrógeno, óxido de hidrógeno, hidróxido de hidrógeno, hidróxido de hidronio o simplemente ácido oxhídrico. Se sintetiza a partir del radical inestable hidróxido, el cual puede encontrarse en una gran cantidad de sustancias explosivas y venenosas, como el ácido sulfúrico, nitroglicerina, charol. También se encuentra en la naturaleza, donde es un factor importante en numerosas catástrofes (inundaciones, tsunamis, etc.).

La anotación enlazada al principio, por cierto, es un claro ejemplo de la ley de Poe, que dice que en ausencia de alguna indicación que lo aclare es imposible distinguir entre una postura ideológica extrema y una parodia de esta.

Yo creo, de todos modos, que el llamar DHMO al agua sirve para considerar que la anotación está escrita en clave de humor, aunque con los conspiranoicos de los chemtrails uno nunca puede estar seguro.

(Vía Luis Barreiro).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear