Por @Alvy — 20 de Marzo de 2018

Esta recreación de Squirrel Monkey acerca de Netflix en era de los comienzos de Internet nos muestra el proceso de darse de alta, elegir una película del catálogo y verla en streaming («Streaming es ver la película mientras se descarga», explican).

El proceso sería igual que el de hoy en día excepto porque registrarse con los datos personales y la tarjeta hasta recibir la contraseña requeriría dos semanas, la calidad del streaming sería del estilo iconos congelados –o como máximo de ultra-baja resolución a unos 5 fps para «conexiones de alta velocidad» a 56 Kbps– y todo con una interfaz tan primitiva y básica como la de los primeros navegadores.

Descargar una película completa para verla sin conexión requeriría unos 2 días y 3 horas y aun así habría que ver dónde se almacenaría porque los discos duros de la época no eran precisamente muy grandes.

Como cameos aparecen por ahí Clippy, la mascota de Office y el Norton Antivirus, un clásico entre los clásicos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear