Por @Alvy — 24 de Octubre de 2017

He aquí un clásico ejemplar de desarrollador, con su clásica camiseta de una conferencia y su piel blanca. Su principal nutriente es un líquido negro con burbujas carbónicas que devora en grandes cantidades…

Además del desarrollador tradicional, cuyo mayor signo de prestigio es «no usar el ratón», también aparecen en este vídeo el desarrollador hipster, que suele usar un Mac y odia Java y las bases de datos SQL y la responsable de proyecto, cuya presencia alerta a la manada. Todos ellos compiten por la aprobación de sus iguales y en especial por arreglar los bugs que surgen cada día.

Humor noruego fino, fino, con un narrador muy a lo David Attenborough; sería genial que José Ángel Juanes (su doblador habitual) se marcara un doblaje al castellano.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear