Por @Alvy — 3 de Octubre de 2017

Como por arte de magia el portátil de este simpático vídeo cobra vida y ¡funciona! Es magia de stop-motion, parte de un trabajo de clase utilizando pocos medios. Paul Raposo utilizó una cámara un After Effects para combinar vídeo y fotos; el resto es papel, bolígrafo y un par de días de trabajo.

Y además con sentido del humor y efectos sonoros.

(Vía The Awesome.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear