Por @Alvy — 10 de Enero de 2018

Asientos estrechos, avisos absurdos por megafonía e incomodidades varias: así serían las cosas al viajar en coche si el tratamiento a los pasajeros fuera igual que cuando viajamos en avión. Añádanse retrasos al despegar (y esperas al llegar), maltrato a las maletas y vecinos de asiento imposibles y la pesadilla es redonda. Por no hablar de la absurda venta a bordo o el «apaguen sus dispositivos electrónicos».

Es un vídeo de Tripp y Tyler, a quienes ya hemos visto alguna vez por aquí explicando cómo hay que tuitear correctamente o lo maravillosa que es la vida vista en Facebook. Toda una superproducción con pocos medios y mucho humor.

La razón por la que millones de personas aguantan todo esto todavía la están estudiando.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear