Por Nacho Palou — 20 de Junio de 2016

Si haces un castillo de arena con un cubo de playa y te subes encima el castillo se aplastará bajo tus pies. Pero si haces el mismo castillo de arena con el mismo cubo de playa pero añadiendo elementos de refuerzo entre la arena, la torre aguantará tu peso.

Es la demostración que se hace en el vídeo Sand Castle Holds Up A Car! - Mechanically Stabilized Earth dedicado a los suelos reforzados o estabilizados mecánicamente. Gracias al suelo reforzado es posible utilizar arena —un material abundante y barato— en la construcción de grandes infraestructuras, sirviendo de base para tendidos ferroviarios, autopistas, edificios, puentes,…

Como prueba final, Grady Hillhouse, de Practical Engineering, construye un cubo de arena de unos 30 cm de lado aplicando la técnica del suelo reforzado y lo coloca bajo una de las cuatro ruedas de su coche.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear