Por @Alvy — 23 de Enero de 2017

Este time-lapse musical muestra la espectacular operación de izado del anillo de tracción del Wanda Metropolitano, el nuevo estadio del Atlético de Madrid (informalmente conocido como La Peineta). Es lo que los ingenieros llaman the big lift («el gran izado»).

En total se han colocado 96 cables radiales de acero que se conectan con gatos hidráulicos para sustentar las placas de fibra de vidrio del recinto, recubiertas de teflón, que estará «cerrado» al 96%. Si el nuevo estadio no se cierra al 100% es puramente por «motivos climatológicos» (vientos). La cubierta es bastante deslizando y tiene un «efecto auto-limpiante» para que el agua y la suciedad se deslicen hacia abajo.

El anillo exterior de compresión está formado en total por 4.500 toneladas de acero sobre el graderío. Cuando esté terminado tendrá capacidad para unos 70.000 espectadores. Dicen los ingenieros que uno de los principales efectos del estadio cubierto es que actúa como caja resonancia del ruido ambiente, así que los Atléticos verán

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear