Por Nacho Palou — 8 de Junio de 2017

En 1817 el alemán Karl Drais inventó la Laufmaschine (máquina andante), que fue la primera bicicleta funcional que se comercializó. Aunque se conocía formalmente como velocípedo la prensa la bautizó como Draisiana por el nombre de su inventor.

La Draisiana carecía de pedales. Se basaba en la idea de servir como apoyo para que al caminar no hubiera que “cargar” con el peso del cuerpo. Por lo demás la máquina era esencialmente la misma cosa que las bicicletas y motocicletas actuales.

En 2017, para celebrar los 200 años de la precursora de las bicicletas y motocicletas actuales, un equipo de ingenieros alemanes ha desarrollado la Draisiana 200.0, un velocípedo idéntico al construido por Karl Drais en 1817 pero que dispone de un motor eléctrico y de un pequeño ordenador.

200yearsofth
La Draisiana 200, de madera y con propulsión eléctrica. Fotografía: Oliver Dietze.

Como la Draisiana original también la Draisiana 200.0 está construida con madera y carece de pedales, lo que supuso un desafío al desarrollar el software. Esto supudo para los ingenieros un desafío mayor de lo esperado, ya que el ordenador debe distinguir cuándo el usuario se está dando impulso con los pies y cuándo el velocípedo da un bote al pisar bache, por ejemplo, y sincronizar adecuadamente el funcionamiento de los motores.

Además de celebrar el 200 aniversario de la bicicleta los ingenieros han desarrollado esta Draisiana para desarrollar modelos matemáticos y desarrollos que mejoren la eficiencia y la seguridad de las bicicletas eléctricas.

Más en 200 years of the bicycle—computer scientists electrify historic 'dandy horse'.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones