Por Nacho Palou — 21 de Marzo de 2012

Readability extrae el contenido de una página web y lo presenta en forma de texto puro bajo su propio criterio estético y funcional respecto a cómo debe mostrarse ante el lector para que sea cómodo y fácil leer.

De modo que cuando se lee a través de Readability no se muestra apenas nada de la página web original de la que cual procede el contenido: ni marca (logo), ni publicidad, ni opciones de navegación por el sitio, ni autor ni fecha, ni información de copyright o metadatos del artículo,... nada.

Tanto es así que la implementación de la función Readability en lectores de feed ignora los feeds RSS cortados: Readability se va directamente a la fuente (a la web), extrae el contenido con precisión de neurocirujano y lo presenta dentro de la aplicación de forma completa, pero desprovisto de cualquier elemento accesorio.

El feed original del blog Lifehacker, cortado, obliga a visitar el sitio web para leer los artículos completos.

Pero con la opción Readability activada se puede leer el artículo completo sin necesidad de visitar el sitio web. Cero impresiones para Lifehacker, a pesar de que su decisión es la de no incluir los artículos completos en el feed RSS.

En teoría los editores y escritores pueden registrarse como tales en Readability y recibir una compensación económica en función de los artículos "readabilitados" por los usuarios, algo sobre el papel al menos coincide con lo que reclaman los editores a Google.

De lo poco que se sabe sobre cómo está funcionando parece que no demasiado bien según cuenta quien lo ha probado, especialmente desde que Readability es gratuito.

Aparte del caso anterior estaría por ver si la compensación económica de Readability cubriría una hipotética pérdida equivalente para aquellos sitios que vivan de la publicidad o el tráfico.

Desconozco si Lifehacker -siguiendo el ejemplo anterior- está registrado como medio o no, pero en cualquier caso Readability funciona con cualquier medio online o página web, independientemente de que así sea o no. Para evitar que Readability acceda a los contenidos hay que contactar con los autores del servicio.

Así que Readability es fenomenal para el que lee -y no se puede negar su atractivo y funcionamiento impecable-, pero igual no lo es tanto para el que publica.

(Actualizado: al parece Lifehacker tiene un feed alternativo que ofrece todos los contenidos completos -pero que no es el que aparece de forma automática, que ese están cortados los posts- pero para el caso da un poco igual porque la cuestión es la forma en la que Readabilty sortea un feed que no es completo.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear