Por @Alvy — 16 de Octubre de 2015

{Ojo: ligeros spoilers}

Quienes estén interesados en el cómo se hizo de la novela The Martian, o en cómo una idea puede llevar a otras hasta convertirse en un fenómeno de masas, encontrarán interesante este vídeo, en el que Andrew Weir explica su rocambolesca y personal historia: desde la inspiración al desarrollo de los detalles, a analizar todo lo que puede salir mal y a mezclarlo todo junto. Watney, el protagonista, queda definido como un tipo con muy mala suerte que no se resigna a morir y decide recurrir a la ciencia para salvar su culo ante unas perspectivas peores que malas.

Weir Personal BlogSus aventuras en Marte pasaron por un curioso recorrido desde la cabeza del autor hasta la película del mismo título que se estrena estos días en los cines. Weir tardó tres años en escribir la novela: cada seis u ocho semanas subía un capítulo a su blog personal, que cualquiera podía leer. Investigó los detalles en Google, los corrigió gracias a los comentarios de la gente y a la ayuda de sus padres (ambos científicos e ingenieros).

Cuando el relato estuvo completado lo juntó todo en formato PDF fácilmente descargable. Pero hubo quien le pedía más comodidad y que lo distribuyera a los Kindle en Amazon, asió que lo subió y eligió el precio más barato posible: 0,99 dólares. Le dio dos opciones a la gente: descargarlo gratis o pagar por comprarse el libro en Amazon; al poco tiempo las ventas superaban a las descargas gratuitas (bonito zasca para la industria).

Andy Weir Blog

Un agente literario le contactó para editar el libro en papel y a la vez apareció la 20th Century Fox para adquirir los de película: ambos se firmaron con cuatro días de diferencia , en la que fue probablemente la semana más trepidante de su vida.

Con un par de excepciones toda la tecnología y ciencia que se ve en la película es real; la única cuestión es cuánto dinero se invertiría en llevarlo todo a cabo. Los dos únicos detalles futuribles o imaginados que explica el propio autor son (a) el material flexible antiradiaciones que hay en trajes y edificiaciones y (b) la gigantesca tormenta de arena del principio de la película que causa todos los daños.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear