Por @Wicho — 27 de Febrero de 2013

Cruising altitude por Heather Poole4 estrellas: muy entretenido y bien escrito Cruising Attitude: Tales of Crashpads, Crew Drama, and Crazy Passengers at 35,000 Feet. Heather Poole. Versión Kindle. Inglés.

Después de más de 15 años trabajando como azafata, Heather Poole lo ha visto casi todo a bordo de un avión, aunque dice que afortunadamente nunca se le ha muerto un pasajero a bordo. Y sí, eso incluye también a alguna que otra pareja que intentaba unirse al Mile High Club.

En este libro cuenta su historia, desde que mosqueada por un ascenso en su trabajo como diseñadora de relojes que no trajo consigo una subida de sueldo decidió responder a un anuncio de Sun Jet, una aerolínea de muy bajo coste en el que anunciaban que contrataban azafatas.

Quizás porque no esperaba mucho de la entrevista y porque en realidad nunca había pensado en dedicarse a ello o porque Sun Jet tampoco era muy quisquillosa con las contrataciones, o quizás por una combinación de las tres cosas, Heather consiguió el trabajo.

Y descubrió que a pesar de los pesares le gustaba el trabajo, aunque en realidad era su madre la que siempre había querido ser azafata y quien la había animado a probar.

Así que desde esa primera solicitud en Sun Jet hasta su situación actual como azafata ya con una cierta antigüedad en American, pasando por sus tiempos como candidata en el curso de formación de American, sus tiempos en una casa compartida con otras azafatas a las que apenas veía a causa de sus programaciones de vuelos, e innumerables anécdotas que le sucedieron en vuelo, algunas divertidas, otras bastante más chungas, incluyendo su experiencia cuando ocurrieron los atentados del 11S, este libro no tiene desperdicio por el cariño con el que están contadas esas historias.

Además está escrito con un considerable sentido del humor, así que seguro que entretiene a cualquier aerotrastornado y resulta además revelador para cualquiera que se crea que la vida de las azafatas está llena de glamour y que ganan sueldos millonarios, algo que está muy lejos de la realidad, lo que no impide que algunas realmente disfruten de su trabajo; también puede servir como material de estudio para pasajeros frecuentes y no tan frecuentes acerca de como tratar a los TCPs.

El origen de este libro, por cierto, está en el blog de Heather, que aún sigue actualizando hoy en día. También está en Twitter como @Heather_Poole.

Tras leer este libro sólo puedo decir que cada vez tengo más ganas de que salga el de Lucía de DiarioAzafata.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear