Por @Wicho — 23 de Octubre de 2006

iWoz por Steve Wozniak y Gina SmithiWoz. Computer Geek to Cult Icon: Getting to the Core of Apple's Inventor. 2 estrellas: malo Steve Wozniak y Gina Smith. W W Norton & Co Ltd, 25 de septiembre de 2006. ISBN: 0393061434. Inglés.

Tenía muchas ganas de leer esta autobiografía de Steve Wozniak, uno de los fundadores de Apple, desde que me enteré de que iba a salir, pero he de decir que después de leerlo me siento defraudado tanto por el libro en sí como por la imagen que da Woz de sí mismo en él.

Para empezar con los aspectos formales del libro, desde el principio empezó a darme la impresión de que en lugar de haber sido escrito como un todo había sido escrito a trozos, lo que me lo confirmaron los agradecimientos del final en los que Woz dice que para escribir el libro tuvo hasta 56 reuniones con Gina Smith, lo que hace que a menudo resulte inconexo.

Así, hay cosas que no cuadran en el relato como por ejemplo cuando Woz cuenta que en su época en HP de 1972 a 1976 muchos tenían licencia de piloto privado -él incluido- y que a menudo se montaban en una avioneta para ir a comer con cuando luego cuenta que cuando tuvo un accidente pilotando su avioneta en 1981 sólo hacía seis meses que tenía su licencia de piloto.

Tampoco cuadran, por citar otro ejemplo, el que en una parte del libro diga que el Apple II fue el ordenador más vendido del mundo hasta 1983, cuando fue superado por el PC de IBM, y que hacia el final, cuando habla de su decisión de dejar Apple para montar otra empresa en 1985, diga que el Apple II acababa de ser superado por el PC, aunque vale que todo es relativo y a Woz dos años le pueden parecer just recently.

El libro también adolece de unos cuantos fallos tontos de edición como el de repetir prácticamente el mismo párrafo con una página de diferencia, repetir el mismo ejemplo en cuanto a la capacidad de memoria de los ordenadores en capítulos seguidos, o el de llamar al diseñador del iPod Jonathan Ives en lugar de Jonathan Ive

Pero todo esto podría arreglarse en un nueva edición revisada; lo que no tiene remedio sin reescribir el libro entero es la tremenda dosis de autobombo que Woz vierte en él.

Creo que cualquiera que lea el libro estará más o menos al tanto de la fama que tiene Woz de ingeniero genial, y aún para quien no lo sepa, bastaría con que Woz lo dijera una vez o dos, pero es que es raro el capítulo -por no decir casi la página- en la que no aprovecha para recordarnos lo bueno que es y lo buenos que son sus diseños, cómo se saltan la norma y los pocos chips que utilizan, o lo buena persona que es y la cantidad de obras benéficas que ha hecho.

Y realmente cansa, con lo que lo que podría ser una interesante autobiografía de Woz desde su niñez hasta que decide dejar Apple (aunque en realidad sigue siendo empleado de esta cobrando el sueldo mínimo) se convierte en un sucesión de «yo esto» y «yo aquello»» y «es que soy tan bueno que» que acaban por eclipsar la historia en si.

Así que si realmente te interesa la historia de Apple desde el punto de vista de Woz, no dejes de leerlo, porque además aclara algunas cosas que aunque son de «cultura popular» no son ciertas, como el que nunca haya terminado su carrera (sí lo hizo) o que se fuera de Apple enfadado, lo que él insiste en que no es cierto, pero vete preparado para el empacho de Woz que te espera; si lo que buscas es una historia de Apple, este no es el libro que buscas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear