Por @Wicho — 14 de Junio de 2004
Kamikazes: los pilotos suicidas japoneses en la Segunda Guerra Mundial. Albert Axell y Hideaki Kase. La Esfera de los Libros 2004.

Como probablemente hayas supuesto si sigues las reseñas de libros que he ido dejando por aquí la Segunda Guerra Mundial es un tema que me interesa mucho, en especial desde el punto de vista del papel de la aviación en esta, pero aún así se me hizo pesadísimo terminar este libro porque o está mal escrito, mal editado, mal traducido, o una combinación de las tres cosas; la principal impresión que me dió es que los autores escribieron cada uno una versión de cada capítulo y que luego se mezclaron de forma no muy afortunada en una versión final.

Por ejemplo, a menudo se repiten datos y explicaciones en páginas consecutivas o muy cercanas, como en las páginas 300 y 301, en las que se explica dos veces que los Sea Hurricane que llevaban los Catapult Armed Merchant (barcos mercantes que llevaban un caza para protegerse de los ataques de los alemanes) despegaban auxiliados por cohetes; en otros casos la redacción es tan enrevesada que parece que algo que acabas de leer está contradiciendo algo escrito unos párrafos antes hasta que te das cuenta de que o han cambiado de tema o que en realidad parece como si faltara alguna frase por en medio, y aún en otras ocasiones los autores incluyen datos que realmente no vienen a cuento, y que parecen estar metidos por que los sabían y había que alardear de ello.

Además, en ocasiones es la traducción la que falla, como cuando en la página 263 se habla de Justice Rolling como si este fuera el nombre de una persona cuando en realidad están hablando de B. V. A. Rolling, un juez (de ahí lo de justice) holandés miembro del Tribunal Internacional paara el Extremo Oriente que ya aparecía en la página 45.

Aún así, el tema que cubre el libro me parece lo suficientemente interesante como para poder obviar estos fallos formales si la historia estuviera bien contada, pero es que además me parece que está contada de una forma bastante desorganizada, con lo que en lugar de una exposición clara del origen, filosofía, métodos, misiones y objetivos de los kamikaze se obtiene más bien un batiburrillo de datos que en mi opinión deja bastante que desear.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear