Por @Wicho — 21 de Marzo de 2008

Magic or Madness por Justine Larbalestier3 estrellas: Correcto Magic or Madness Justine Larbalestier - Blog de la autora:
Justine Larbalestier - writing, reading, eating, drinking, sport
Feed RSS. Sleuth RazorBill; Reprint edition, 16 de Marzo de 2006. ISBN: 1595140700. 304 páginas. Inglés. No hay edición en español.

A Reason Cansino, que vive con su madre Sarafina una vida errante por Australia adelante, esta siempre le ha insistido mucho en que la magia no existe y que lo único que puede explicar el mundo son las matemáticas y las ciencias, pero un día Sarafina se vuelve loca hasta el punto de que tiene que ser internada y Reason es enviada a vivir con su abuela Esmeralda en Sydney.

Sarafina lleva toda la vida previniendo a Reason contra Esmeralda, pues según le ha contado una y otra vez a Reason ella no sólo cree en la magia, sino que se dedica a practicar terribles rituales, así que a Reason le falta tiempo para intentar poner pies en polvorosa una vez que llega a casa de Esmeralda.

Pero mientras planea su huida Reason empieza a sospechar que quizás las cosas no sean exactamente como le ha contado su madre porque lo que ve en casa de su abuela no acaba de encajar con las historias que le contaba su madre, y cuando finalmente intenta huir y al abrir la puerta trasera de la casa en lugar de salir al jardín aparece en Nueva York acaba por tener que aceptar no solo que la magia existe sino que ella misma es capaz de hacer magia.

Aunque pronto descubrirá también que esa habilidad para hacer magia tiene un elevado precio, precio que hay que pagar de una forma u otra.

Este libro, junto con Magic Lessons y Magic's Child, forma la trilogía Magic or Madness, y como primero de la serie hace poco más que presentar a los personajes principales de la trama y el problema al que se tendrán que enfrentar, y en realidad pasan más bien pocas cosas en él, con lo que da más la impresión de que es la primera parte de un libro que un libro de por sí.

Así, tendré que esperar a terminar la trilogía para poder valorarla en su conjunto y este libro como parte de ella, aunque por ahora puedo decir que no me ha desagradado y que me he quedado con ganas de seguir leyéndo la trilogía hasta el fin, aunque no con una prisa especial, lo que siempre es algo positivo.

Por cierto que la autora hace un guiño a los distintos usos del inglés en Australia y los Estados Unidos usando palabras y giros propios de cada uno de los lugares según el lugar en el que transcurre la acción del libro en cada momento. Afortunadamente incluye un glosario australiano-inglés al final que resulta indispensable para entender algunas de las palabras si no estás acostumbrado al inglés que se habla en Australia.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear