Por @Wicho — 4 de Marzo de 2012

Proyecto Alfa Centauri por Marco Santini3 estrellas: muy mal traducida, pero al menos es gratis Proyecto Alfa Centauri (Los mundos del pensamiento). Marco Santini. ebook en distintos formatos.

En el siglo XXIV el sistema solar está poblado por tres especies inteligentes: los humanos de toda la vida, las inteligencias artificiales creadas por estos, y las almas, que es como se denomina a aquellas personas que han sido «digitalizadas» tras la muerte de su cuerpo.

Tras años de tensiones entre los humanos y las inteligencias artificiales, los primeros viven sobre todo en la Tierra, el entorno en el que evolucionaron, mientras que las IAs y las almas tienen mucha más libertad de acción pues pueden adaptarse a otros entornos como el de Marte mediante cuerpos artificiales.

Así, estas, al no estar limitadas por cosas como la fragilidad o el tiempo limitado de vida de los cuerpos humanos, ponen en marcha un ambicioso proyecto para comenzar a expandir la conciencia humana a través del espacio, fijando su primer objetivo en Alfa Centauri, a donde pretenden llegar en unas naves, conocidas como carabelas, que se construyen en órbita alrededor de Marte.

Pero no todo el mundo se adapta a esta sociedad formada por seres de tan distinto origen, con lo que el proyecto puede verse comprometido.

El concepto de fondo de esta novela, qué es una persona, no es especialmente original, y recuerda poderosamente, por ejemplo, a Ciudad Permutación, y el argumento tiene unos cuantos huecos demasiado obvios, como por ejemplo que no haya más que una copia de seguridad de las almas y las IA que viajan en las carabelas.

Pero después de haber disfrutado como un enano durante mi adolescencia de las novelas de a duro, que tampoco es que fueran unos grandes cúlmenes de la creación literaria, podría haber disfrutado igual de esta tranquilamente, pues tampoco es muy larga…

El problema es que la traducción es muy, muy, mala, por lo que cada pocas frases me encontraba soltando un WTF interno que me cortaba el rollo. El momento «disco azul del tamaño de una dona» fue especialmente duro.

De todos modos, ya que se puede descargar de forma gratuita en distintos formatos, he dejado su valoración en tres estrellas en vez de en dos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear