Por @Alvy — 8 de Junio de 2003

Stupid-White-MenStupid White Men. Michael Moore. 2002. Inglés. El oscarizado Michael Moore, que en su documental Bowling for Columbine hacía un repaso a la problemática de las armas en Estados Unidos, destripa en este libro a los gobernantes y al pueblo americano con su mejor estilo satírico-documental. La edición que he leído es la publicada en Reino Unido, que incluye un nuevo prólogo, un epílogo (posterior al 11/S) y, al parecer, algunos comentarios menos que el original debido a potenciales problemas legales en el Reino Unido. La introducción sobre las dificultadas para publicar y distribuir su polémico libro, que salió de imprenta el día antes de los ataques terroristas sobre las Torres Gemelas, es digna de mencionar.

El libro comienza con una carta a Kofi Annan (secretario general de la ONU narrando el «pucherazo» que llevó a George W. Bush a usurpar la presidencia de los Estados Unidos en las elecciones de 2004, escándalos en el recuento de votos y los colegios electores incluidos. Moore documenta los puntos claves legales y mediáticos de aquellas elecciones y pasa a destripar a todo el gabinete y a toda su familia, que de un modo u otro están en el mundillo de la política, las empresas o los medios norteamericanos.

Old white men wielding martinis and wearing dickies have occupied our nation's capital… Launch the SCUD missiles! Bring us the head of Antonin Scalia!… We are no longer [able] to hold free and fair elections. We need U.N. observers, U.N. troops.
Llamándole «Presidente» (entre comillas), «jefe de Junta» y «usurpador» desde ese momento cada vez que se refiere a él, le escribe en otro capítulo una carta en la que le pregunta directamente por varios de los hechos/rumores que se esconden detrás de G.W. Bush: si es realmente un analfabeto funcional (capaz a duras penas de leer y escribir); hasta cuándo fue un alcohólico (reconocido por él mismo, al menos hasta los 30 años) y si lo sigue siendo; si ha cometido algún delito en el pasado (ej. conducir borracho) y unas cuantas puñaladas más.

El libro continúa con capítulos dedicados a los problemas raciales existentes todavía en Estados Unidos, incluyendo temas como la desigualdad en el empleo y la falta de presunción de inocencia ante la ley; la realidad educativa del país (o más bien, la falta de ésta); posibles soluciones (humorísticas y no tanto) para los conflictos en Oriente Medio, Irlanda y otros países, y anécdotas personales relativas a sus documentales, la campaña electoral del 2000 y otras historias divertidas, pero de ese divertimento calificable como «reir para no llorar».

Aunque el libro empieza muy fuerte, se va desinflando poco a poco. Lo cual no impidió que fuera #1 en Amazon, en Reino Unido y en Estados Unidos… En definitiva, es de lectura altamente recomenda para conocer una realidad –bastante palpable y bastante estúpida– de los Estados Unidos, muy distinta a la que presentan la Fox, la CNN o las películas de Hollywood. Y como cabría esperar, complementa todas sus afirmaciones con una extensas notas, referencias a artículos, libros y estudios de los que están extraídas sus indagaciones y citas. Para seguir a este autor, que todavía va a dar mucha guerra, Michael Moore tiene también un web donde se puede encontrar algo de información complementaria.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear