Por @Wicho — 13 de Febrero de 2007

No recuerdo si cuando hace unos años, presa de un ataque de nostalgia, me di de alta en Mipasado.com me preguntaron si era hombre o mujer, pero de lo que sí estoy absolutamente seguro es de que no me preguntaron por mis preferencias sexuales, así que el que me hayan enviado un correo electrónico hoy preguntándome si se que fue de mi primer novio del colegio es cuando menos mosqueante:

Novio de Mipasado

Con La Redoute me pasa algo parecido, pero en cambio como hace menos que me di de alta como cliente, en este caso estoy seguro de que dije que era un hombre, y sin embargo ellos se empeñan en pasarme ofertas de lencería femenina con un 25% de descuento y en ofrecerme bolsos de regalo y cosas así, en especial en los folletos y promociones que me envían por correo tradicional, en los que en más de una ocasión se han referido a mi como «Querida amiga».

Esto me lleva a pensar que o bien los departamentos de informática de estas dos empresas son unos ñapas que no saben hacer selecciones en sus bases de datos o hacer envíos adecuadamente personalizados, o que a sus departamentos de ventas les importa todo un pito… O las dos cosas, claro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear