Por @Wicho — 14 de Septiembre de 2007

Es cierto que ante la avalancha de publicaciones y productos de todo tipo que tienen a la venta los quiosqueros necesitarían que el interior de sus establecimientos fuera como el TARDIS del Dr. Who o como poco que dispusiera de un armario similar al bolsillo cuatridimensional de Doraemon, pero también estaría bien que tuvieran un poquito de sensibilidad a la hora de colocar la oferta del mes en los expositores:

Revista MaMan

(Vía Blog de Diseñadores y Publicitarios; gracias Miguel.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones