Por @Wicho — 1 de Abril de 2007

Anoche estuvimos celebrando el cumpleaños de un amigo y uno de los regalos que recibió fue esta especie de… cosa indescriptible en la que la chica se menea al ritmo de una cancioncilla cuya letra nadie fue capaz de entender mientras que el paisano que está entre sus piernas «emerge» de entre las aguas con una sonrisa de oreja a oreja:

Splish Splash

Dejando aparte las discusiones sobre si el paisano en cuestión tendría que ser el hermano de la niña del exorcista o no para cumplir con su cometido, lo que sin lugar a dudas más nos impactó fue darnos cuenta de que en la caja ponía esto:

Para niños mayores de 3 años

¡Hay que ver que espabilados son los niños de hoy en día! ;-)

(Gracias por la foto, Alejandro.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear