Logo Lainformacion.com
< Abierto el wiki para redactar el ‘Manifiesto Blog España’
Módem USB 3G Vodafone Mobile Connect y Mac OS X >

Emma Mærsk, el buque de carga gigante

Aunque lleva ya unas semanas surcando los océanos no habíamos puesto por aquí aún nada del gigantesto buque de carga recientemente botado por la naviera Maersk Line, el primero de varios buques de semejante talla principalmente destinados a mover mercancías por mar entre Asia (China principalmente) y Europa.

Pero a pesar de tal estreno el título de buque más grande construido lo mantiene aún de momento el Knock Nevis. El buque de carga Emma Mærsk, propiedad del A.P. Maersk Group, tampoco se queda corto y ostenta el del buque de carga en activo más grande. Y lo seguirá siendo al menos hasta que sea botado el Malacca-Max, previsto para 2010, que aún está en el tablero de dibujo según cuenta Wired en Supersize Matters.

Emma Maersk

El Emma tiene una capacidad de 11.000 contenedores, mide 397 metros de longitud y 56 de ancho y es capaz de mover, a plena carga, 170.000 toneladas. Como no podía ser de otra forma hace uso del motor más poderoso que hay disponible, el Wartsila-Sulzer RTA96-C de 108.000 CV y unos 8.400.000 kgm. de par girando a algo más de 100 revoluciones.

Fotos del Emma Maersk: galería 1, galería 2 y galería 3.

El barco llega estos días al puerto de Singapur, tras el intercambio de mercancías en las escalas realizadas en diversos puertos europeos, incluyendo Algeciras: Voyage of the Emma Maersk.

Papa Noel viene de China (en barco) — Transporta básicamente la navidad para Europa: juguetes, los tradicionales petardos navideños de Gran Bretaña (crackers), carne de cordero y de pollo, marisco, pescado, calabazas, instrumentos de cocina, comida de perros y gatos, sillones y pijamas, decoraciones navideñas, baterías recargables, más juguetes de todo tipo, té, reproductores de MP3 por millares, regalos variados... Lo dicho, una navidad completa en un solo barco.
El regreso hacia China tiene bastante menos de romántico: como muestra del creciente déficit comercial con aquel país, lo que el Emma recopila en los puertos europeos y lleva de vuelta hacia China son algunos contenedores vacíos, basura y desechos tales como chatarra, metal, componentes electrónicos, papel y plásticos... todo para reciclar, procesar y manufacturar y luego volver en forma de juguetes, chismes de todo a cien y todo tipo de objetos, incluyendo los objetos navideños que recibiremos el año que viene por estas fechas: Santa's ship swaps gifts for garbage.