Por @Wicho — 8 de Diciembre de 2016

El calendario gregoriano se ha convertido prácticamente en el estándar de facto utilizado en todo el mundo, aunque está lejos de ser el único calendario en uso.

Pero según sostienen en el vídeo A New History for Humanity – The Human Era de Kurzgesagt esto hace que tengamos una visión distorsionada de la historia, ya que tendemos a creer que sólo tiene 2016 años cuando en realidad los humanos llevamos mucho más tiempo haciendo cosas que nos separan claramente del resto de los animales.

En él proponen empezar a contar nuestra historia hace 12.000 años, cuando un grupo de humanos construyó al sur de Anatolia la primera gran edificación de la que tenemos constancia. La idea es del geólogo italiano Cesare Emiliani, quien lo bautizó como calendario holoceno porque su arranque coincide más o menos con el del Holoceno.

En el vídeo hablan de que ahí comenzó la terraformación de nuestro planeta, aunque yo diría que ya venía terraformado de serie y que en realidad lo que empezó fue la «humanoformación» de la Tierra, o, como defienden algunos el antropoceno.

Es altamente improbable –por no decir imposible– que nunca se vaya a aceptar este cambio en el calendario, pero sí que viene bien como un nuevo punto de vista para reflexionar sobro todo el enorme trozo de nuestra historia que, inconscientemente, dejamos de lado pensando que estamos en 2016.

(Vía Javier Pedreira AKA miniWicho).

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear