Logo Lainformacion.com
< Atlantis/STS-122: Localizado el origen del fallo de los sensores
Más curiosidades sobre palabras SMS >

Canon digital en España: reacciones

Como era de suponer, el anuncio ayer de que el Partido Popular iba a votar por la eliminación del canon digital mañana en el Congreso ha traído cola:

Conviene no olvidar, de todos modos, que mañana lo que se vota no es sólo la «eliminación» del canon, sino que se vota la aprobación de la Ley de Impulso a la Sociedad de la Información (LISI), en la que como venimos recordando desde hace tiempo nos jugamos cosas como

  • El que sólo los jueces puedan decidir la retirada de contenidos de la Red, no ciertos órganos competentes que autorizaría la LISI, como pretendían colarnos en el artículo 17 bis de la ley, aunque las últimas noticias son que ese artículo no encontraba apoyo en el Parlamento.
  • En que la información pública y pagada de nuestros bolsillos sea puesta a disposición de todo el mundo para su uso, copia, modificación y redistribución.
  • El establecemiento del acceso a Internet de banda ancha como un servicio universal y por tanto garantizado, pues es sorprendente la cantidad de lugares de España en los que todavía eso no es posible.
  • La neutralidad de la Red desde el punto de vista de los operadores de telecomunicaciones, para que no puedan influir en cómo funcionan las conexiones de sus clientes -nosotros- en función de acuerdos económicos y/o estratégicos, lo que no es pedir que la conexión a Internet sea gratis.

Y es que, a fin de cuentas, como recuerda el artículo Canon digital y LISI: texto aprobado por el Senado del Bufet Almeida, lo del canon no es más que una Disposición Adicional Nueva contenida en la página 244 de la LISI, que indica lo siguiente:

Disposición adicional (nueva). Proyecto de ley sobre la eliminación del canon digital. En el plazo de un año el Gobierno presentará un Proyecto de ley en el que se modifique el artículo 25 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, eliminando el llamado Canon Digital y proponiendo alternativas consensuadas con el sector para la salvaguarda de los derechos de autor y de la Propiedad Intelectual.

Así que en realidad esta «eliminación» quedaría pendiente de la presentación por parte del Gobierno surgido de las próximas elecciones de un proyecto de ley al respecto y de su posterior aprobación en el Parlamento, siempre consensuando las alternativas con el sector y respetando lo dispuesto por el artículo 5, 2 b) de la Directiva Comunitaria 2001/29/CE.

Dejando aparte de que este plazo de un año es una eternidad en política, y más si hay unas elecciones por medio que permitirán al que gobierne después olvidarse convenientemente de presentar este proyecto de ley, tampoco debemos olvidar que el PP en su momento ya estuvo en el gobierno y no eliminó el canon, y que ahora propone a cambio la creación de una «Agencia de la Propiedad Intelectual» con funciones y atribuciones todavía sin definir, agencia que podría ser peor que el propio canon.

Por cierto que la anotación The canon, my friend, is blowing in the wind de Javier Capitán (sí, ese Javier Capitán) es una explicación perfecta de por qué la aplicación indiscrimnada del canon enfada tanto a la gente… Y eso que se supone que Javier estaría en el campo de los «perjudicados» por la retirada del canon.