Por Nacho Palou — 18 de Febrero de 2013

Es un poco viejuno pero me recordó a la versión humana de esta simulación por ordenador de un cruce con vehículos autónomos. Este cruce de bicicletas está en la ciudad de Groningen en los Países Bajos, ciudad en la que el 57 por ciento de todos los desplazamientos dentro de la ciudad se realizan en bicicleta.

En este cruce cuando el semáforo se pone en verde para los ciclistas cualquiera situado en alguno de los extremos del cruce puede iniciar la marca en todas direcciones, incluso en diagonal.

El resultado es más parecido a un cruce de peatones ya que la gente que va en bicicleta puede hacer contacto ocular y hablar entre ella para acordar quién pasa antes o quien cede el paso.

Groningen’s Green Phase for Cyclists, vía Atando Cabos.

Compartir en Facebook  Tuitear