Por @Alvy — 4 de Febrero de 2015
¿Te imaginas que estuvieran atracando un banco y tras saltar las alarmas la policía llegase un año después? Pues esto es lo que está pasando con este tipo de fraudes a los consumidores (…) Cuando tiene conocimiento de estos timos, la reacción de la Setsi [Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información] es ordenar la cancelación de la numeración desde la que se han perpetrado. La orden se produce tras la valoración de la denominada Comisión para la Supervisión de los Números de Tarificación Adicional, un órgano raquítico en su dotación de personal y saturado de denuncias (…) – Rubén Sánchez (Facua)

Y el resultado es que el Gobierno es incapaz de frenar el fraude por SMS, mientras la gente es timada y pierde su dinero.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear