Por @Alvy — 5 de Junio de 2017

Este viejo minirreportaje de Pathé –que es algo así como el No-Do británico– muestra cómo era la fabricación en cadena de los coches de juguete metálicos de Matchbox en 1965. La marca todavía existe hoy en día (es parte de Mattel) y los fans recopilan información sobre cada nuevo modelo que se lanza al mercado, algo más de un centenar de vehículos de todo tipo cada año.

El vídeo tiene el hipnotizador encanto de los procesos de fabricación en serie y los objetos metódicamente cada uno en su sitio. Quizá nos resulta especialmente llamativa la ausencia de robots que es como se fabrican y montan masivamente hoy en día estos juguetes – o cualquier otro gadget, comida o similar. El color viejuno pero bien restaurado de la película es otro bonus.

Como puede verse al principio, en aquella época no había ni diseño por ordenador ni impresoras 3D ni gaitas: los artistas dibujaban a mano los diversos modelos, que luego eran fabricados a escala en madera para posteriormente crear los moldes meticulosamente con un pantógrafo. Había largas cintas transportadoras para llevar de un lado a otro las piezas metálicas ya fabricadas, con el objetivo de pintarlas y montarlas meticulosamente. Una labor que en aquella época sería muy industrial, pero que hoy en día nos parece extraña por la presencia de tantos seres humanos en vez de brazos robóticos.

(Vía The Awesomer.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear