Logo Lainformacion.com
< Mentalmente divergentes
Peligro >

Los fuertes de Maunsell

La anotación de Nacho sobre las torres Winkel del III Reich me recordó un enlace que me había pasado Alvy hace algún tiempo sobre otras curiosas construcciones de la época de la II Guerra Mundial, pero en este caso erigidas en el Reino Unido, los Fuertes Maunsell, llamados así también en honor a su diseñador, Guy Maunsell.

Se construyeron diez en total de dos tipos diferentes, que fueron instalados en los estuarios de los ríos Támesis y Mersey, con el objetivo de ayudar defender el país de los ataques de la Luftwaffe alemana.

Fuertes Marinos Maunsell

Los cuatro que hubo se instalaron en el estuario del Támesis en 1942 y estuvieron a cargo de la Royal Navy, con la misión de impedir a los aviones alemanes el lanzar minas en esta importante vía de comunicación marina y de extender la cobertura de radar del sistema de defensa británico.

Eran construcciones de cemento reforzado con acero montadas sobre pontones flotantes que luego se remolcaban al lugar en el que se quería colocar el fuerte, momento en el que se hundían los pontones, que entonces pasaban a funcionar como cimientos de los fuertes.

Cada uno estaba dotado en su parte superior con dos cañones antiaéreos de 3,75 pulgadas y otros dos cañones Bofors de 40 mm, bajo los que iba instalado el equipo de radar, mientras que las dos torres, de 20×8 metros y divididas en siete pisos cada una, albergaban el alojamiento de su dotación (entre 150 y 300 personas en distintas fases de la guerra) así como espacios para el almacenamiento de provisiones y municiones y los generadores que permitían al fuerte ser autosuficiente.

El hecho de que la tripulación ya estuviera instalada en él prácticamente desde el principio de su construcción hacía que esta estuviera perfectamente familiarizada con las instalaciones, lo que permitía que estos fuertes estuvieran en pleno funcionamiento apenas 30 minutos después de ser fondeados en su ubicación definitiva.

Fuertes Maunsell del Ejército

Estos eran instalaciones más grandes formadas por siete plataformas de acero conectadas entre sí por pasarelas elevadas. Cinco de las plataformas estaban armadas con cañones antiaéreos y se situaban en un semicírculo alrededor de una torre central que actuaba de centro de control de la instalación y como alojamiento de la dotación de unos 120 hombres que los manejaba; la séptima torre estaba colocada a más distancia de las demás y era la que albergaba los focos para buscar aviones en la oscuridad.

Shivering Army Fort © Bob Le-Roi Commercial Broadcaster
Torres del Fuerte de la Armada en Shivering
© Bob Le-Roi Commercial Broadcaster

Tres de estos fuertes fueron instalados en el estuario del Mersey y otros tres en el del Támesis.

Cada uno de ellos estaba armado con cuatro cañones antiaéreos de 3,75 pulgadas y dos cañones Bofors de 40 mm y se les acredita el derribo de 22 aviones y unas 30 bombas volantes V1 durante el transcurso de la guerra.

Después de la guerra

Los fuertes fueron mantenidos en servicio por el ejército y la armada hasta finales de los años 50, momento en el que se retiró de ellos el equipo militar y quedaron vacíos, aunque a partir de los años 60 algunos de ellos fueron utilizados esporádicamente como sede de emisoras piratas de radio.

El fuerte de la armada situado en Nore fue desmantelado en 1959-60 debido a que fue considerado un peligro para la navegación, el de Sunk Head fue desmontado por los ingenieros del ejército a finales de los 60, y el de Tongue se derrumbó en medio de una tormenta en 1996, mientras que el de Shivering Sands perdió una de sus torres cuando un barco chocó con ella en 1963.

Los restos de los demás siguen estando en el lugar en el que fueron fondeados y esporádicamente se organizan visitas en barco para verlos, y además hay en marcha una iniciativa llamada Project Redsand que tiene como objetivo restaurar y conservar el fuerte del ejército de Redsand.


HM Fort Roughs, AKA SealandHoy en día Fort Roughs es sin duda el más conocido de todos los fuertes de Maunsell, pero no por su papel en la Segunda Guerra Mundial ni por su relevancia como construcción militar, sino porque en septiembre de 1967 Paddy Roy Bates fundó allí la micronación conocida como Principado de Sealand, que en sus pocos años de existencia ya tiene una rocambolesca historia con intentos de golpe de estado incluidos.