Por @Alvy — 21 de Mayo de 2004


Como tantas otras personas, anoche aproveché una cena con mi mujer y un viejo amigo para ir a cenar al centro de la ciudad y ver la nueva iluminación nocturna antes de la Boda Real y tirar algunas fotos. Sencillamente: im-pre-sio-nan-te, entre bonito y hortera ("En vez del Palacio de Correos parece el Palacio de Mickey Mouse", dijo mi mujer). Eran las dos de la madrugada y la zona de Gran Vía, Cibeles, Neptuno, Alcalá y Paseo del Padro estaba con el mismo tráfico que en plena hora punta. Y muchísima gente había tenido la misma idea -- los puntitos pequeños en la parte de abajo de la foto son gente en mitad de la calzada. De hecho, no había visto tantas cámaras digitales juntas en mi vida.
Compartir en Facebook  Tuitear