Por Nacho Palou — 4 de Junio de 2015

Dos partes de un documental de la vieja escuela sobre los inicios del fabricante de vehículos Barreiros, fundada por Eduardo Barreiros a mediados del siglo pasado. Comenzó convirtiendo motores de gasolina en motores diésel y unos pocos años después Barreiros fabricaba todo tipo de vehículos civiles y militares, desde turismos, camiones y autocares a tractores.

Los automóviles Barreiros se fabricaban con licencia de la francesa Simca tras llegar a un acuerdo con su propietaria Chrysler, marca que en última instancia adquirió la empresa en 1969. Barreiros también fabricó —más bien ensambló— y motorizó con propulsores diésel de fabricación propia los modelos de Dodge Dart, 3700 y 3700 GT.

* * *

En El Confidencial, Eduardo Barreiros, el Henry Ford español que empezó cobrando 2 pesetas al día,

Cuando Eduardo Barreiros tenía 14 años no iba la escuela, ya trabajaba en un taller como aprendiz y cobraba 2 pesetas al día. Fue su temprana inmersión en la mecánica de motores, unida a un agudo ingenio y un instinto innegable para ver las oportunidades de negocio lo que le terminó convirtiendo en uno de los impulsores de la industrialización en España, comparado por algunos con la figura de Henry Ford.

Sin embargo, en los años del franquismo, España y Estados Unidos bien podían encontrarse en planetas diferentes. Barreiros tuvo que tirar de ingenio para superar la escasez de materias primas y combustible y la burocracia de un régimen autoritario que parecía tenerle inquina. Aún así, hizo de su vida una iniciativa empresarial continua que terminó llevándole al otro lado del Atlántico.

* * *

© Nacho Palou

Puedes visitar el Museo Eduardo Barreiros localizado cerca de Valdemorillo (Madrid) dedicado a la figura de Eduardo y en el que se pueden ver algunos de los vehículos fabricados por Barreiros en las instalaciones que hoy son las fábricas de Citroen y de Peugeot en Madrid.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear