Por @Alvy — 10 de Junio de 2013

Este time-lapse muestra cómo se elevaron y movieron las 3.400 toneladas del Puente Sellwood de Portland (Oregón, Estados Unidos) de una sola pieza: toda una proeza de la ingeniería.

¿La razón? Los pilares estaban en muy mal estado y desde hace tiempo se consideraba inseguro. Pero reconstruirlo de nuevo era más caro que aprovechar la plataforma. De modo que se optó por la opción más económica: construir nuevos pilares y desplazar el puente, de casi 400 metros de longitud, unos 10-20 metros hacia uno de los lados – girándolo levemente para coincidir con el nuevo diseño de la carretera.

Para elevar las más de 3.000 toneladas que pesaba el puente se emplearon con 40 gatos hidráulicos capaces de levantar 150 toneladas cada uno.

(Vía The Presurfer.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear