Por Nacho Palou — 24 de Febrero de 2010

mustang-empire-state.jpg

Divertida historia de cómo en 1965 Ford colocó su entonces exitoso modelo de coche Mustang en una de las terrazas del Empire State Building. Para subirlo hasta allí tuvieron que despiezar uno de los vehículos de modo que cupiera por las puertas y los ascensores.

Permaneció allí unos cinco meses, tras los cuales fue de nuevo desmontado y retirado. La historia con fotos se puede ver en Hoisting A 1966 Mustang To The Roof Of The Empire State Building.

panamera-shangai-wfc.jpg

Un logro parecido más recientemente colocaba un Porsche Panamera en la planta 94 del Shanghai World Financial Center también subiéndolo a través de los ascensores, esta vez sin necesidad de desmontarlo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones