Por @Alvy — 15 de Diciembre de 2007

Blaine intentará batir el record de «mantenerse despierto». A partir de los siete días dicen que eso de no dormir se vuelve algo realmente chungo: 36 horas equivalen a estar borracho, a las 72 horas empiezan ciertos síntomas de paranoia y a las 96 horas llegan las alucinaciones. Curiosamente, diez o doce horas de sueño reponedor superados estos estados extremos dejan a la persona bastante recuperda, según leí en un libro sobre el sueño, aunque hay quienes han sufrido daños permanentes.

David Blaine es un mago, ilusionista y hombre espectáculo que está aconstumbrado a este tipo de retos y hazañas sobrehumanas, en la escuela de los grandes proezas físicas estilo Houdini. Últimamente pasó siete días bajo el agua aunque no consiguió superar el reto final de aguantar los últimos nueve minutos sin respirar.

Intentará este reto en mayo de 2008.

Compartir en Facebook  Tuitear