Por @Alvy — 8 de Noviembre de 2017

WorldBlueIcon

Desde el dpto. de «el mundo está loco, loco, loco» llega esta idea:

Desde su nacimiento en 1958, la Asociación para la Constitución y el Parlamento Mundial realiza propuestas para formar un Parlamento Mundial tal y como plantea la Constitución de la Federación Terrestre, cuyo primer borrador se publicó en 1968. Esta constitución, bajo el auspicio del llamado Movimiento de la Federación Terrestre, detalla cómo debería formarse ese parlamento así como los procesos y pasos hasta constituirlo.

Este asunto con el que me crucé en MeFi es tan estrambótico como raruno e interesante a la vez: básicamente viene a plantear la idea de crear un gobierno mundial unificado –al menos para los más grandes asuntos– eliminando la necesidad de tanta organización a nivel de países, regiones y demás.

Explican que viene a decir que organizaciones como la OTAN, la OMS, el Banco Mundial, y todos esos son cada vez más dependientes de los países del G7/G20, planteando propuestas –como el acuerdo de París– que son como un brindis al sol, porque luego no tienen forma de hacerlas cumplir. Para colmo en muchos lugares los gobernantes utilizan «métodos poco democráticos» y los países se agreden unos a otros –algo tan viejo como la humanidad misma– sin que haya más ley que la del vencedor.

Como al parecer el concepto de «estado nación soberano» es cada vez menos relevante –en esta era de las grandes corporaciones que pagan impuestos donde quieren y donde cada uno usa la globalización como le interesa– la idea planeta que una jurisdicción y legislación universal podría ser una alternativa. Bueno, al menos llevan casi 50 años planteándolo.

Una de las iniciativas que se mencionan es el Gobierno Mundial de los Ciudadanos del Mundo, que básicamente existe para darle pasaportes digitales a todos los «ciudadanos del mundo», aunque no tienen validez alguna para cruzar fronteras – como es fácil adivinar. Cuentan que también se planteó un referéndum global allá por 2004 (Parlamento Mundial Democrático en el que sólo han participado hasta ahora 22.292 personas de las 7.000 millones que hay en el mundo. Quizá fue porque el diseño de la web es más del siglo XX que del siglo XXI. En fin, hay gente pa tó.

Me hizo gracia que todo esto tenga una especie de paralelismo inverso con la situación política actual, aunque en cierto modo tiene el mismo nivel de, digamos, «política tróspida».

{Ilustración (CC) Ebrahim @ Wikimedia.}

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear