Por @Alvy — 20 de Junio de 2011

Incluso con un poco de humor se pueden dar grandes consejos, como demuestra esta campaña sobre cómo realizar una reanimación cardiopulmonar al ritmo de Staying Alive – más apropiado el título de la canción, imposible. Nunca se sabe cuándo va a ser necesario poner esto en práctica, pero básicamente la idea es: llamar al teléfono de emergencias y luego hacer las compresiones torácicas al ritmo de 100 por minuto, precisamente el de la famosa canción.

Compartir en Facebook  Tuitear