Por @Alvy — 27 de Noviembre de 2013

Este irónico vídeo de Head Squeeze dedicado a explicar el sistema imperial anglosajón de unidades permite ver no sólo alucinar con la relación entre unas y otras, sino además ver que tiene cierta lógica (¡ejem!) aunque visto desde fuera parezca sea tan insondable como primitivo.

A algunas unidades conocidas como la milla, la pulgada o el pie hay que añadir otras que suenan a medievales como las leguas, las cadenas o las varas. Baste decir que «oficialmente» el sistema anglosajón sólo se usa en Estados Unidos, Liberia y Birmania, aunque como es bien sabido en el Reino Unido y muchos países bajo su influencia se siguen usando casi como tradición mientras conviven con el sistema métrico.

Aunque parezca de los mismos autores de aprender alemán es fácil, el vídeo es real y todas las medidas y conversiones que aparecen allí también… Si alguien se las aprende todas tiene premio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear