Por Nacho Palou — 19 de Marzo de 2013

En Wired, sobre el debate para despenalizar el desbloqueo de los teléfonos móviles: Forget the Cellphone Fight — We Should Be Allowed to Unlock Everything We Own

Una vez que hemos comprado un objeto —cualquier objeto— debería ser nuestro. Deberíamos poder levantar el capó, desbloquearlo, modificarlo, repararlo,... sin tener que pedir permiso al fabricante. Pero en realidad ya no somos dueños de nuestras posesiones, al menos no del todo. Son de los fabricantes [...] Desde hace 20 años lo fabricantes utilizan sistemáticamente las actuales leyes de copyright —concebidas para proteger la creatividad y promover la innovación— para limitar nuestro acceso a los objetos que poseemos. Esto lo pagaremos con dinero y con puestos de trabajo. Ya lo estamos pagando con nuestra libertad.

Lectura recomendada.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear