Por @Wicho — 18 de Mayo de 2007

A los más viejos del lugar sin duda esta anotación les traerá una pizquita de nostalgia, pues esta semana John Nack, el responsable de producto senior de Adobe Photoshop, confirmaba en su blog que Macromedia FreeHand ya no recibirá más actualizaciones: FreeHand no longer updated; moving to Illustrator.

De todos modos, y en honor a la verdad, esto no es ninguna sorpresa, ya que este programa no ha sido actualizado desde hace unos cuatro años, cuando salió la versión MX.

En su lugar Adobe recomienda migrar a Illustrator, que siempre ha sido el principal competidor de FreeHand, para lo que ha preparado un FAQ, Macromedia FreeHand to Adobe Illustrator CS 3 migration [PDF 180 KB].

La historia de FreeHand es cuando menos curiosa: Escrito originalmente por Altsys, luego fue adquirido por Adobe para complementar a PageMaker, su programa de maquetación. Más tarde, cuando Adobe compró Aldus, FreeHand volvió a las manos de Altsys, lo que permitió a Adobe esquivar posibles problemas con las leyes anti monopolios como poseedora de los dos principales programas de ilustración del mercado, aunque como Altsys a su vez fue vendida a Macromedia, que a su vez fue adquirida por Adobe en 2005, FreeHand volvió a terminar en manos de Adobe, que obviamente no ve motivos para mantener dos programas tan similares en su cartera de productos.

La noticia de su abandono probablemente sea mala para los usuarios, ya que más allá de las apasionadas discusiones entre usuarios de FreeHand e Illustrator -muy similares en intensidad a las de los usuarios de Macintosh frente a los de Windows- esta continua competencia entre las dos aplicaciones fue un verdadero acicate para su desarrollo y mejora.

Además, en mi modesta opinión, FreeHand, junto con Aldus PageMaker (a quien Adobe también dio pasaporte tras comprarlo) y la LaserWriter original, fueron lo que en su momento salvó a la plataforma Macintosh de desaparecer creando el mercado de la Autoedición prácticamente de la nada cuando las ventas previstas no se materializaron y las guerras intestinas en la empresa no auguraban un futuro nada halagüeño ni para la plataforma ni para la propia Apple.

(Vía TidBITS.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear