Por @Wicho — 9 de Febrero de 2014

Hace poco se cumplían 70 años desde que por primera vez un ordenador Colossus, uno de los candidatos a ser el primer ordenador de la historia, consiguiera descifrar mensajes codificados con las máquinas Lorenz que usaban las fuerzas armadas alemanas.

Este vídeo reconstruye el proceso que se seguía para ello.

Comenzaba con la interceptación de un mensaje cifrado, que se enviaba a Bletchley Park usando cintas perforadas para pasarlo por el Colossus para reducir el número de combinaciones que había que probar para descifrarlo, combinaciones que se probaban con una Tunny, una máquina que funcionaba como las Lorenz y que los ingleses habían construido sin haber visto ninguna; también se llamaba Tunny a los mensajes interceptados codificados con máquinas Lorenz.

El Colossus que usan en el vídeo es en realidad un Colossus Mk II de los que se usaban al final de la segunda guerra mundial, terminado de reconstruir en 2004.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear