Por @Alvy — 12 de Julio de 2006

Mighty MouseEl super-ratón moderno de Apple es tan cómodo que cuando te acostumbras ya no hay vuelta atrás, especialmente por la ruedecita (bola) central para hacer el desplazamiento por las ventanas. El problema es que con el tiempo se acaba ensuciando y el scroll de la bola deja de funcionar. Intentando abrirlo para limpiarlo estropeé un ratón, que quedó inservible. Luego leí que a mucha gente le ocurre lo mismo.

Investigando un poco ahora que me surgió de nuevo el problema encontré Cómo limpiar un Mighty Mouse según la «forma oficial» en Apple y lo cierto es que funciona. También hay un tutorial en vídeo en la misma página.

El sistema para limpiar el Mighty Mouse es este: Cuando deje de funcionar la bolita, o mejor aún, de vez en cuando, basta limpiarlo con un trapo que no suelte pelo, ligeramente humedecido en agua. Le das la vuelta al ratón de modo que la bolita quede boca abajo… y a frotar en todas direcciones «vigorosamente» y en todas direcciones, hasta que quede realmente limpia por todas partes (si hay suciedad dentro debería adherirse y luego limpiarse). Unos suaves golpecitos parece que pueden ayudar a desincrustar la suciedad interna más rebelde. Finalmente, haciéndolo girar con una ligera presión parece que vuelve a funcionar de nuevo a la perfección.

Los amantes del riesgo pueden seguir estas instrucciones para desmontar un Mighty Mouse que vi mencionadas en FAQ-Mac, teniendo en cuenta que se necesita un cutter y pegamento para devolverlo a la vida.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear