Por @Wicho — 1 de Noviembre de 2003
Como geek profesional llevo muchos años destripando máquinas simplemente para ver cómo son por dentro, para ver qué falla en ellas, cambiarles algún componente o realizar alguna ampliación -aún recuerdo cómo sudaba cuando instalé 2 MB de RAM que costaron algo así como 170.000 pesetas en un Macintosh SE- así que no puedo evitar que me encante esta guía de cómo no instalar hardware.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear