Por @Alvy — 5 de Octubre de 2013

Tenía por ahí guardada esta conferencia del 25C3 (el congreso del Chaos Computer Club de 2008) en la que Michael Steil explicó prácticamente todo lo que se puede explicar sobre el C-64 en 64 minutos y 256 «diapositivas». Un trabajo impresionante.

La charla cuenta algo de la historia y el hardware del C-64, cómo era su programación en el código máquina del 6502/6510 y de algunas de sus espectaculares característica para la época: sprites para juegos, varios modos de vídeo, color y demás – incluyendo las razones subyacentes que llevaron a aquel diseño. También habla profusamente sobre los puertos de entrada-salida, la unidad de disquetes, la de cinta y la decenas de hackeos que se le podían hacer a aquellos chismes. (Steil estuvo detrás de muchos de los «aceleradores/copiadores de disco» alemanes de la época dorada, así que sabe algo del tema.)

Para disfrutar la charla totalmente conviene haber conocido un poco aquella maravillosa máquina; quizá para los que empezaron en el mundo de la informática con PCs, Macs o chismes y sistemas más modernos todo suene un poco raro, viejuno e incluso incomprensible pero… eran las virguerías que había que hacer con un equipo que tan solo tenía 64 KB de RAM para hacer algo más que aprender BASIC. ¿Ocultar la ROM? ¿Tener un tipo de letra para mayúsculas y otro para minúsculas? ¿cambiar de modos de vídeo a mitad de barrido de pantalla para poder mostrar más colores a la vez? Quien no la conoce puede ir saltando los trozos menos entretenidos –en especial toda la programación del 6502– porque las diversas explicaciones son casi autónomas.

Como curiosidad histórica en la charla se muestran algunas líneas de código máquina de la ROM del C-64 que se dice fueron escritas por el mismísimo Bill Gates en persona. Tenían que ver con el BASIC que el C-64 llevaba incorporado y Microsoft licenció a Commodore a cambio de 25.000 dólares (un solo pago, sin royalties).

Si quieres relajarte un poco, volver a los 80 y refrescar tu cerebro con términos como página cero, colisión de sprites, o interrupción por raster esta es tu oportunidad. ¡Larga vida, C-64!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear