Por @Wicho — 24 de Junio de 2009

Fue The Wall Street Journal quien hace unos días dio la noticia de que Steve Jobs habría recibido hace dos meses un trasplante de hígado en Jobs Had Liver Transplant, pero se trataba de una noticia sin confirmar hasta hace apenas unas horas cuando el hospital en el que tuvo lugar la operación emitía una nota de prensa al respecto con el permiso del propio Jobs: Steve Jobs Receives Liver Transplant.

La nota de prensa no entra en detalles acerca de los motivos de la operación y se limita a decir que Jobs recibió el trasplante porque en el momento en el que el órgano estuvo disponible él era el paciente más adecuado para este, que si Jobs escogió ese hospital es por sus resultados en cuanto al éxito de las operaciones y de los índices de supervivencia de los pacientes, y que se recupera bien y que su pronóstico es excelente.

Durante estos meses, durante los cuales, entre otras cosas se actualizó la familia de portátiles al completo y salió a la venta el iPhone 3G S, asumió el mando de la empresa Tim Cook, aunque esta misma semana Jobs ya ha sido visto de nuevo en las instalaciones de Apple: Apple chief Jobs 'back at work'.

La salud de Jobs es motivo de preocupación desde que en 2004 fue tratado -aparentemente con éxito- de un cáncer de páncreas, y durante 2008 su extremada delgadez había sido origen de muchos rumores hasta que a principios de este año anunció que se tomaba un permiso médico de varios meses para tratar un supuesto desajuste hormonal.

Su vuelta al trabajo quizás tranquilizará al ejército de quejicas del que habla Douglas Rushkoff en Apple’s Army of Whiners, pero en cualquier caso este episodio vuelve a poner sobre el tapete la cuestión de la sucesión de Jobs al frente de la empresa, algo que no parece de fácil solución.

(Vía Gizmodo.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear