Por Nacho Palou — 6 de Noviembre de 2002

Por ahí andan un par de noruegos mosqueados con HP porque, según cuenta el periódico noruego Aftenposten [hottentotten], desde hace una semana lo que escribe uno de ellos con su teclado inalámbrico aparece en la pantalla del otro que resulta que tiene el mismo teclado en el ordenador de su casa, a unos 150 metros de distancia. HP les ha cambiando las unidades pero la cosa sigue igual, y por si las moscas los expertos consultados por el diario desaconsejan el uso de teclados inalámbricos si se van a utilizar para escribir cosas que es mejor no viajen por ahí al alcance de cualquiera.

No es que suene demasiado creíble, pero por si acaso y por motivos gripales utilizo como conexión móvil a Internet un cable ethernet de 20 metros que me hizo un colega y que se enchufa directamente al portátil... ¡no vaya a ser que alguien intercepte esta gilipollez! ;-)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear