Por Nacho Palou — 17 de Marzo de 2003

En el MIT un par de estudiantes graduados compraron algunos discos duros usados en eBay y se dedicaron a recuperar la información que había o que hubo en ellos alguna vez. Y por lo visto encontraron demasiadas cosas, según cuentan.

Influidos por ese estudio por aquí decidieron no arriesgarse a dejar rastro de la información sensible almacenada en sus discos duros estropeados, y optaron por esta otra solución.

Para aquellos sin horno de fundir aluminio en casa se recomiendan las utilidades incluidas en paquetes como PGP [pgp wipe disk] o comerciales como WipeDrive, o alguna de las recopiladas en esta página.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear