Por @Wicho — 29 de Agosto de 2017

Algunos de los documentos encontrados

Literalmente al fondo del último cajón de un viejo archivador es donde el profesor Jim Miles encontró 148 documentos pertenecientes a Alan Turing que se corresponden al periodo que pasó en la Universidad de Manchester, entre 1949 y su muerte en 1954.

Incluyen cosas como una carta del GCHQ, el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno, heredero directo de Bletchley Park, un borrador de un programa para la BBC sobre inteligencia artificial, e invitaciones para dar charlas en algunas universidades estadounidenses como el MIT. Solo que no parece muy claro que a Turing le apeteciera mucho ir, ya que la respuesta a una de estas invitaciones dice «No me gustaría hacer el viaje, y detesto América».

No hay nada sobre su vida íntima, aunque respuestas como la anterior pueden dar una idea de la forma de ser de Turing, una de las personas que más han contribuido a que el mundo en el que vivimos sea el que es.

O al menos una de las que más podría haber contribuido de no haberse visto condenado por su condición de homosexual y por tanto apartado de su trabajo en el desarrollo de ordenadores, algo que le llevó a suicidarse en 1954.

Se puede consultar una descripción de estos documentos en Alan Turing Papers (Additional), aunque no se puede ver ni el texto completo ni imágenes de éstos.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear