Por @Alvy — 17 de Enero de 2012

Es lo más parecido al cielo de los geeks.

Así a ojo es difícil calcular cuántas pantallas tiene Robert Scoble en su puesto de trabajo, por no hablar del tamaño. El conocido bloguero y exevangelizador de Microsoft además parece totalmente asimilado por los ordenadores de la manzanita.

No me queda del todo claro si una batcueva de estas proporciones es buena para la productividad o directamente la elimina miserablemente; en cualquier caso jugar con tanta pantalla «social» en tiempo real durante un rato debe ser… divertido.

(Vía Inagist.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear