Por @Alvy — 19 de Noviembre de 2013

Kano

Es una especie de Raspberry Pi pero en bonito. Se llama Kano y su colorido aspecto llama poderosamente la atención. En el kit básico va una Raspberry Pi modelo B, el sistema operativo en una tarjeta SD de 8 GB (una variante de Debian), altavoz, teclado, cables HDMI y mini-USB, fuente de alimentación y Wi-Fi. Tan solo hay que ponerle el monitor, que probablemente resulte más caro que los 75 euros que cuesta el propio Kano.

Con el kit básico estamos hablando de un ordenador simple pero práctico: permite navegar por Internet, jugar a Minecraft, aprender a programar y muchas cosas más – además de la gracia de que te lo montas tú mismo. Y si se rompe tampoco es que la situación sea un desastre económico.

De momento han construido 200 prototipos que han ido bien; ahora están buscando 100.000 dólares de financiación colectiva en Kickstarter. Para ser el primer día van a buen ritmo, lo cual sumado a su aspecto y características lo convierten claramente en caballo ganador.

(Vía Dezeen.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear